Sin nervios, la primera experiencia laboral

Imaginó que la primera experiencia laboral era más complicada de lo que fue, pensaba que la tecnología era un área muy estricta “en la que a veces hay gente pesada”, donde no se aceptan los errores. Tenía bastante miedo. “Cuando entré a 42LABS y tuve la entrevista, fue algo totalmente diferente a lo que pensé que sería, así se fueron pasando los nervios…”.

Junot Jean Louis – 19 años
Developer – 42LABS

Llegó en 2018 a Chile con su familia, vivió un tiempo en República Dominicana, por lo que llegó dominando perfectamente el español y se adaptó rápidamente a la forma de hablar de los chilenos. Le gusta la variedad de gastronomía que encuentra en Chile, ha ido abriendo la mente sin dejar de extrañar las costumbres y comidas de Haití. Pasa sus días entre el trabajo, los juegos en línea y compartir con su hermana menor. A sus 19 años, siente que ha progresado, que tiene mucho por hacer y que es su deber ayudar a la familia que tiene en Haití.

Aunque no tuvo mucho contacto con la tecnología, a lo largo de su viaje por Latinoamérica fue conociendo nuevos dispositivos y poco a poco se fue fascinando por la tecnología, tanto que en algún momento decidió tener un trabajo relacionado con computadoras y como autodidacta fue descubriendo el mundo de la programación por cursos de Udemy, pero no era fácil mantener el ritmo, así que una vez tuvo la opción de entrar a Forge no dudó en aprovechar la oportunidad, fue algo muy fácil de decidir para él.

Cuando Jun ingresó a estudiar a la Fundación Forge, todavía estaba en cuarto medio. Al finalizar siguió en lo que considera una experiencia única, entró pensando que era como un sistema de educación normal, pero era totalmente diferente, sus maestros usaron una metodología donde se aprende queriendo aprender, no teniendo que aprender. Fue algo único para él y lo que aprendió se mantuvo ahí en la mente, desde cosas muy simples para desenvolverse en cualquier trabajo, hasta la lógica de la programación y principalmente el trabajo en equipo, aprendió mucho más de lo que esperaba.

Estuvo un par de meses en búsqueda de trabajo hasta que llegó a su entrevista en 42LABS. No tenía idea de cómo funcionaba un área de desarrollo, un proyecto o una célula. Con el tiempo ha ido aprendiendo todo eso, ahora se siente más en confianza con el equipo y más ordenado, ha aprendido a comunicarse mejor, sabe mejor cómo calcular los tiempos y se siente bien por aportar al equipo.

La primera experiencia laboral y el primer cliente real

Imaginó que la primera experiencia laboral era más complicada de lo que fue, porque creía que la tecnología es un área muy estricta, donde no se aceptan los errores y porque la programación es algo muy exacto y un error puede llevar a una cosa más grande. Tenía bastante miedo. “Cuando entré a 42LABS y tuve la entrevista, fue algo totalmente diferente a lo que pensé que sería, así se fueron pasando los nervios…”. Al entrar a su primer proyecto estaba nervioso, no quería cometer errores, pero las primeras tareas las recibió con el apoyo necesario para entenderlas, más tranquilo sabiendo que es normal cometer errores y que lo importante es comunicarse oportunamente para poder solucionarlos rápidamente. En sus propias palabras,“¡Fue un alivio para mí cuando empecé a entender eso! Creo que no hubiera podido tener un mejor lugar para mi primera experiencia laboral, porque además tenemos un gran entendimiento con el cliente, tratamos de cumplir en todo y ellos son súper comprensivos con lo que hacemos, es un cliente bastante dinámico, se toma las cosas en serio pero también tiene tiempo para hacer bromas, así que ha sido un ambiente de trabajo bastante bueno.”

Siente que ha dado un paso enorme en el proyecto, al principio solo tocaba algunas cosas visuales, nada funcional, con el paso del tiempo ha empezado a ver la estructura y bases de datos, ahora siente que como parte del equipo hace un gran aporte, algo que lo llena de satisfacción. Cuenta con un equipo bastante dinámico, con el que se entiende bien y con un gran apoyo del resto de la empresa.

En temas de lenguaje le gustaría adentrarse en lenguajes de alto nivel, como C++ y otro tipo de bases de datos como Mongo DB, porque son importantes para mejorar su nivel como programador. Pronto va cumplir sus 20 años y siente que tiene un gran camino que recorrer, aspira a ser líder técnico o un jefe de proyecto, ser alguien con conocimiento bastante amplio, que pueda liderar un equipo o una célula entera para un proyecto.

Cuando le pedimos que nos diga qué le contaría a otra persona que quiera vivir su primera experiencia en tecnología, nos comparte lo siguiente: “Le diría que las bases que necesita están en esa lógica que te enseñan en Forge, que tiene que concentrarse mucho en eso porque lo va seguir usando en la vida laboral. Que no hay que preocuparse, independientemente de la empresa a la que llegue, debe buscar un ambiente laboral que le favorezca, estoy seguro que hay bastantes empresas que al igual que 42LABS se preocupan por lo humano y sus trabajadores… porque te ayudan a desarrollarte profesionalmente como programador y no hay tanto estrés como uno se imaginaría, el mundo laboral es amplio y hay que buscar lo mejor para uno, lo que más le acomoda” y agrega “con los compañeros correctos en una ambiente laboral correcto, todo se hace bastante fluido y uno se va desarrollando como debe ser.”

Aquí puedes ver un resumen de la entrevista que realizamos a Junot.

No se encontraron resultados.

Menú